Finaliza el proyecto de simbiosis industrial “Nuevo producto plástico elaborado con residuos de la industria textil”

Tapón de botella de cava fabricado por NG Plastics con el residuo de hilo de polipropileno de LIASA

Nuevo producto plástico elaborado con residuos de la industria textil es el título de un proyecto de simbiosis industrial llevado a cabo en colaboración entre socios del Clúster del Packaging y de la AEI Tèxtils con el objetivo de introducir en el mercado productos plásticos fabricados con granza de polipropileno recuperada procedente de residuos de la industria textil.

El proyecto, cofinanciado por la Agencia de Residuos de Cataluña, empezó en enero de 2019 y finalizó el 30 de marzo de 2021. Lo han llevado a cabo por las empresas LIASA y NG PLASTICS, miembros de la AEI Tèxtils y del Clúster del Packaging, respectivamente. Ambos clústeres han colaborado activamente en el desarrollo del proyecto.

Los gerentes de LIASA y NG Plastics con los representantes de los dos clústeres, en la reunión de inicio del proyecto

La primera tarea fue la separación y selección del residuo resultante del proceso industrial de extrusión de hilo de polipropileno, por parte de la empresa LIASA, fabricante de cordones, gomas elásticas, cintas, cordones técnicos e hilo de polipropileno.

LIASA no puede reutilizar este residuo como materia prima recuperada en el mismo proceso productivo, ya que el hilo resultante no obtendría las propiedades necesarias para su aplicación final. Por este motivo, se desarrolla el proyecto, con el objetivo de encontrar una salida para este residuo en otra industria.

Una vez seleccionado, el residuo de hilo pasa por un proceso de transformación, lo que permite que se convierta en un recurso; granza para ser utilizada en la extrusión de plásticos con requisitos técnicos que permitan su uso.

La empresa NG Plastics, fabricante de packaging plástico para diversos sectores, la ha utilizado para producir nuevos envases con un nivel de calidad y características iguales a las de los mismos envase fabricados con material virgen. El resultado ha sido una parte de un tapón de botella de cava, obtenido mediante un proceso de inyección. Este producto se fabrica con material 100% reciclado.

Con el objectivo de determinar el impacto ambiental del proceso, se ha realizado un análisis del ciclo de vida (ACV) que ha contemplado los procesos de triturado y extrusión, dado que el proceso de inyección no varía entre el uso de materia virgen y reciclada. El análisis lo ha realizado el centro tecnológico Eurecat.

El resultado determina que el proceso de reciclaje de hilo de polipropileno es respetuoso con el medio ambiente y permite evitar impactos ambientales considerables. Por ejemplo, cada kg de hilo de polipropileno reciclado evita la emisión de 1,11 kg de CO2 equivalentes.

Se prevé que NG Plastics produzca 5 millones de unidades de tapones al año utilizando granza reciclada, que representa un ahorro de 36,5 toneladas de materia prima virgen y una reducción de la huella ambiental de más de 40,5 toneladas de emisiones de CO2 equivalente.

Este proyecto surgió como resultado de un proyecto anterior, PACTEX, promovido por los mismos clústeres y también cofinanciado por la Agencia de Residuos de Cataluña. Tenía como objetivo establecer sinergias entre las empresas de ambos clústeres y fomentar entre ellas el uso eficaz de los recursos materiales, mediante la reducción del origen de los residuos industriales, la reutilización de productos, la mejora de la reciclabilidad y la valorización de residuos.

Compartir esta entrada