Petición de los productores europeos de plásticos

Un marco político propicio y la colaboración con la cadena de valor son esenciales para alcanzar el objetivo. 

PlasticsEurope, la asociación de paneuropea de productores de materias primas plásticas, respalda el objetivo de prevenir y reducir el exceso de envases y residuos de envases. Damos la bienvenida a la revisión de la Directiva Europea de Envases y Residuos de Envases (PPWD por sus siglas en inglés), legislación clave para la transición de la industria hacia una economía circular de los plásticos. Los productores de plásticos europeos apoyan la propuesta de la Comisión Europea de establecer un objetivo de contenido de reciclado (Según la definición de reciclaje en el PPWD, artículo 3.7) obligatorio para los envases plásticos, y hoy piden que ese objetivo sea del 30% para 2030.

Los miembros de PlasticsEurope ya están trabajando para alcanzar este objetivo mediante inversiones de miles de millones de euros en soluciones tecnológicas punteras y en asegurar un mayor suministro de plásticos reciclados de alta calidad. Para ello incrementar el reciclaje químico es esencial para lograr este objetivo obligatorio. En este sentido, las inversiones planificadas por nuestros miembros en esta tecnología esencial y en infraestructuras van de los 2.600 millones de euros en 2025 a los 7.200 millones de euros en 2030 en toda Europa. 

En palabras de Markus Steilemann, presidente de PlasticsEurope y CEO de Covestro: El mundo debe adoptar la economía circular como un concepto clave para la neutralidad climática, la conservación de recursos y la protección del medio ambiente. El llamamiento de un objetivo de contenido de reciclado regulado para envases plásticos en la UE demuestra nuestro compromiso para acelerar la transformación hacia una economía circular, ayudando así a implementar el Plan de Acción de Economía Circular y el Pacto Verde Europeo. 

Para cumplir con éxito este objetivo, necesitamos nuevos sistemas de pensamiento; cambios de mentalidad y de comportamiento; productos de mayor rendimiento; innovaciones en ecodiseño; y nuevas infraestructuras, entre otros elementos. También debemos asegurarnos de que el contenido de reciclado provenga de todo tipo de residuo plástico. Esto solo se podrá conseguir a través de un enfoque de neutralidad tecnológica que incluya tanto el reciclaje mecánico como el químico, y con un marco de balance de masa (Un conjunto de reglas que permite la trazabilidad entre la entrada de materia prima y la salida del producto, y a lo largo de la cadena de valor hasta el productor de un artículo final) creíble. 

Virginia Janssens, directora general de PlasticsEurope, ha comentado: Necesitamos un marco político armonizado dentro de la UE que brinde certeza e incentive una mayor inversión en infraestructuras y tecnologías de recogida, clasificación y reciclaje, incluido el reciclaje químico. Debemos aprovechar el poder del mercado único. Sin embargo, el cambio sistémico requiere una colaboración concertada. Este objetivo solo lo podremos alcanzar trabajando estrechamente con las instituciones europeas y la cadena de valor. Si se dan unas condiciones propicias, nuestra industria será muy diferente de aquí a 10 años”. 

La Circular Plastics Alliance de la Comisión Europea es un excelente ejemplo del tipo de colaboración concertada necesaria. La alianza, en la que PlasticsEurope desempeña un papel de liderazgo, aúna a más de 290 miembros de la cadena de valor que se esfuerzan por conseguir que en el año 2025 haya 10 millones de toneladas de plástico reciclado disponible para la fabricación de nuevos productos en la UE.

Compartir esta entrada