Salchichas a granel se mantienen frescas en un cubo de plástico

Salchichas a granel se mantienen frescas en un cubo de plástico

Un productor cárnico alemán utiliza el cubo de plástico SuperLift® de RPC Superfos para sus salchichas a granel. Metten Fleischwaren optó por el cubo de RPC por su larga vida útil, fácil uso y fabuloso look, así como por su protección de barrera de oxígeno.

La compañía está utilizando el cubo grande de polipropileno de 4,6 litros de moldeado por inyección, el SuperLift®, de 226 mm de diámetro, para cinco tipos de salchichas que vende en envases de consumo a granel, incluyendo la variedad más popular de la salchicha bockwurst alemana, de base de ternera, la Dicke Sauerländer. La etiqueta de barrera del cubo permite una vida útil de nueve meses a temperatura ambiente. Para conseguirlo, Metten la somete a un proceso de esterilización por autoclave a altas temperaturas durante 1½ horas.

“Hace un año aproximadamente, estábamos buscando un nuevo proveedor de embalaje de plástico y para ello realizamos un estudio de mercado”, explica Tobias Metten, Director General de la productora cárnica familiar. “RPC Superfos quedó a la cabeza como un innovador proveedor de embalaje de plástico. Hoy, estamos inequívocamente encantados con nuestra cooperación con RPC Superfos – uno de los muy pocos proveedores de embalaje plástico que dominan el tema de la barrera del oxígeno con la tecnología IML. Además de la alta calidad de la solución de embalaje, valoramos los suministros uniformes y fiables que recibimos.

“Los cubos muestran un look fabuloso tras su esterilización por autoclave y, lo que es más importante, no sólo salvaguardan el fabuloso sabor de nuestras salchichas, sino que también siguen haciendo el crujiente sonido típico al morderlas”.

Los grupos objetivos clave del productor cárnico para los envases a granel son comerciantes cárnicos al por mayor, comedores y las industrias del servicio alimenticio. Todos los usuarios finales disfrutan de los beneficios del plástico: no hay riesgos de daños al tocar el borde del envase –que además se abre y se cierra fácilmente– mientras que el asa y su ligero peso permiten transportarlo sin problemas. Además, es muy fácil apilar los cubos en cualquier momento antes, durante o después de su uso.

“En las cocinas profesionales, donde se preparan numerosas comidas de salchichas al día, los envases acabados tienden a ocupar un montón del espacio de trabajo”, continúa diciendo Tobias. “Aquí, las propiedades de apilamiento de los cubos SuperLift® marcan una gran diferencia; donde haya espacio para un cubo, puedes colocar una pila entera de cubos vacíos. Además, en nuestra producción de salchichas, valoramos que cada palet pueda contener bastantes más cubos apilados en comparación con los envases de metal, que no se pueden apilar. Ahorra espacio de almacén y reduce los costes de transporte”.

Metten Fleischwaren y su marca “Dicke Sauerländer” son líderes en el mercado alemán de salchichas enlatadas. Las ventas han crecido recientemente, lo que indica que los cubos de plástico y las salchichas son una combinación perfecta.

www.rpc-group.com

Compartir esta entrada